Banner 728×90 TOP-PAGINA
Banner 728×90 TOP-PAGINA

22 de junio de 2018

Opinión – Rafael García Berenguer: “Reinvidicar la política”

Estos días después de un giro a la izquierda(podemización) del centenario PSOE, con una radicalizada izquierda poco europea y muy bolivariana con puños en alto y vuelta a cantos trasnochados, con un compromis cada vez más nacionalista y sectario y de una crispación mediática, creo que la actividad de esta nueva política ha pasado a ser un espectáculo alejada de la realidad del día a día.

Esta izquierda pretende hacer una causa general contra el PP, generalizar la corrupción y hacer creer que todos los cargos públicos de este partido estamos manchados e inhabilitados para ejercer la función representativa en las distintas instituciones.

 

Pues bien, creo que es necesario reivindicar la honestidad y la nobleza de la actividad política fundamentada en  los principio del liberalismo y humanismo cristiano, una ideología que conjuga la actividad privada con unos servicios públicos que tienen que garantizar los derechos fundamentales, cohesionar la sociedad y trabajar por el bien común.
 
Ante los casos de corrupción; tolerancia cero , ante las sospechas; sentencias, ante las calumnias; consecuencias y ante la judicialización de la actividad política; justicia más rápida y menos mediática.
A quien más avergüenza o entristece la corrupción es al que trabaja desde la honestidad, que es la mayoría de los que ocupamos cargos públicos.
 
Estoy convencido que a los partidos de izquierda y de centro versátil o intermitente, no les interesa terminar con esto; les interesan titulares, filtraciones sesgadas y muchos casos de corrupción para hacer la causa general y desprestigiarnos a todos, aunque los protagonistas de estos casos estén cesados y apartados de cualquier responsabilidad.
 
La corrupción se tiene que combatir, y así se está haciendo; si se conocen los casos es porqué se está actuando, pero avaricia, egoísmo, soberbia…no están en los partidos, están en las personas y de este tipo las hay y las habrá en todos los partidos y en todos los sectores.
 
Soy el primero que pido contundencia pero también presunción de inocencia, estado de derecho y detesto los juicios sumarísimo, los autos de fe y las condenas mediáticas.
 
Seré un iluso, pero pienso que como yo piensa mucha gente, también estoy convencido que la inmensa mayoría de los que nos dedicamos a la actividad política lo hacemos desde el convencimiento que colaboramos en la mejora de las condiciones de vida de nuestros vecinos, queremos la prosperidad y bienestar de las sociedades que representamos y juramos cumplir y hacer cumplir la ley.
 
Vivimos en tiempos locos, hemos dejado de lado valores y principios fundamentales, este vacío es utilizado por esta nueva izquierda y el reorientado PSOE a su pasado menos brillante, para levantar cadalsos, entonar discursos mesiánicos y realizar la causa general contra el PP.
Serán muy politólogos, sociólogos, economistas, profesores, y estarán “muy preparados”, pero de concordia y convivencia saben poco; en ellos veo odio, prejuicios y poco bien común.
Print Friendly, PDF & Email
Banner 728×90 PORTADA Entre-Secciones

Related posts

A %d blogueros les gusta esto: